Las ONG, debilitadas por la crisis y el pesimismo sobre el Estado del Bienestar

El informe 'Modelos europeos en la evolución del Tercer Sector Social' pone de relieve los riesgos que corre la financiación de las entidades sin ánimo de lucro


Representantes del tercer sector social, que agrupa a entidades sin ánimo de lucro que prestan servicios a personas vulnerables, han advertido hoy de que la crisis del Estado del Bienestar repercutirá de forma negativa en su actividad y en la cohesión social.

 

"La reformulación de la que está siendo objeto el Estado del bienestar afectará a la financiación y al rol del sector", ha alertado Víctor Renes, uno de los expertos que han participado en la elaboración del informe "Modelos europeos en la evolución del Tercer Sector Social"*, presentado hoy, que analiza los cambios de las ONG en España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia hasta 2010.

 

Así, en el informe se denuncia que en los próximos años se producirán cambios en los modelos de financiación pública, "cada vez más alejados de la subvención y tendentes a la contratación de servicios", lo que perjudica a las ONG y fundaciones sin ánimo de lucro, que entran en competencia con la empresa privada para lograr dichos contratos.

 

Por el momento, las entidades de acción social españolas afrontan la crisis mediante un incremento del voluntariado, la adopción de herramientas para mejorar la gestión y la eficiencia de los recursos, así como con colaboraciones, consorcios y fusiones entre ellas, ha explicado el director del estudio, Ricard Valls.

 

En este sentido, sólo Reino Unido ha adoptado una estrategia de apoyo "clara y decisiva" para el sector, que prevé la creación de un banco que financiará exclusivamente a las entidades de acción social y la apuesta en el ámbito comunitario por la creación de un Fondo de Inversión Europeo en Acción Social, ha añadido Valls.

 

En España e Italia esta carencia se debe, según el director de la publicación, a la dispersión de competencias entre distintas administraciones "que provoca que ninguna de ellas se sienta responsable de los problemas del sector". Valls ha criticado también las dificultades que han encontrado para obtener información pública para la elaboración del informe, por ejemplo sobre el número de fundaciones que se crean y se destruyen cada año, un aspecto en el que, a su juicio, tenemos mucho que aprender de Reino Unido.

 

El estudio, elaborado por la Fundación Luis Vives*, refleja asimismo que el potencial del sector social alemán es "enorme" en comparación con el español, y muchas de sus ONG y fundaciones tienen una vinculación religiosa. Es el caso de Cáritas en ese país, con una plantilla de 500.000 empleados. En este sentido, Valls ha apuntado que el tercer sector social español se ha profesionalizado en los últimos años y que hasta el impacto de la crisis en 2010 tenía una gran capacidad para generar empleo "de calidad", con una tasa de temporalidad menor que en otros sectores.

 

Para mejorar su situación en los próximos años, los autores del estudio proponen que las ONG y las fundaciones mejoren la forma de comunicar a la sociedad su valor añadido, para lograr un mayor reconocimiento público que es "muy bajo" en comparación con los otros cuatro países europeos analizados. Por último, han subrayado que, en el ámbito europeo, es necesario coordinar la fiscalidad, en concreto el IVA, y adoptar nuevas modalidades de financiación para el tercer sector social.

 

*Este estudio ha sido realizado por Fundación Luis Vives y Antares Consulting, con la colaboración de Obra Social Caja Madrid y el Fondo Social Europeo

> Acceder al estudio


Fuente: La Vanguardia
Acceder a la noticia original

Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad