Entrevista de la Fundación Signo a Yolanda Rueda, Senior Manager de Antares Consulting


Yolanda Rueda. Senior Manager de la Unidad de Servicios sociales y sociosanitarios de  Antares Consulting

 

Patrono de La Fundación Signo  2007 - 2011
 

 
¿Cuánto tiempo llevas?
 
Trabajo desde hace 4 años como consultora en el ámbito social y sociosanitario en Antares Consulting, en la actualidad como Senior Manager. Previamente, durante unos ocho años, he estado vinculada al sector de las asociaciones de pacientes, como Directora General de la Federación Española de Párkinson y vocal del Patronato de la Fundación Española de Enfermedades Neurológicas.
 
¿Qué ha sido lo mejor?
 
Para mí lo más enriquecedor es trabajar pensando que el último beneficiario de este trabajo son las personas. Esto es muy palpable en entidades con un alto valor social. Trabajar en el sector social y sociosanitario me aporta mucha satisfacción: colaboro con las administraciones públicas y entidades privadas con o sin ánimo de lucro en la definición, puesta en marcha y evaluación de programas y servicios dirigidos a personas como es el caso de las personas mayores, las personas con dependencia, las personas con enfermedades crónicas o las personas con discapacidad, entre otros colectivos.
  
¿Qué ha sido lo peor?
 
Me gusta más decir ¿qué se podría mejorar? En general, el tercer sector debe seguir trabajando en la profesionalización para asegurar un sector fuerte que represente los derechos de los pacientes y consiga grandes mejoras en la atención, sobre todo de pacientes con enfermedades crónicas.
 
En las entidades poco profesionalizas la implantación de iniciativas suele ser un proceso mucho más largo y complicado.
 
  
¿Cómo ves el futuro?
 
El sector asociativo de pacientes en España ha crecido mucho en los últimos años. En la actualidad está altamente representado comparándolo con otros países. Nos encontramos con un sector organizado ya en plataformas y foros de tercer nivel (que agrupan a federaciones y confederaciones) con una clara vocación de lobby, en España y en Europa.
 
En el plano económico, hay grandes asociaciones de pacientes, muy fuertes y con mucho bagaje, que están teniendo dificultades, porque es un sector que aún depende mucho de la administración pública y hasta ahora, también de las Obras Sociales de Cajas de Ahorro y la Industria farmacéutica y biotecnológica, entre otras. El porcentaje de ingresos por actividades propias suele ser muy bajo y eso genera una gran dependencia de financiadores externos.
 
Pero las grandes perjudicadas son las asociaciones locales, que son muchas, porque es un sector muy atomizado. Hay más de cinco mil asociaciones de pacientes en España, la mayoría muy pequeñas, con muy poco personal contratado (muchas sin profesional) y con dificultades organizativas y pocos recursos.
 
La situación actual debe conducir necesaria e irremediablemente a una reorganización del sector. Se mantendrán aquellas entidades que sepan demostrar el impacto social de su actividad, aquéllas que colaboren en red, que aprovechen sinergias entre ellas e incluso apuesten por la integración o la fusión con otras.
  
Como patrono que fuiste de la Fundación Signo, ¿cómo fue tu experiencia y cómo ves a la Fundación Signo actualmente?

Mi experiencia fue muy enriquecedora. Entré en la Fundación Signo para aportar el punto de vista del paciente, en una Fundación mucho más dirigida al profesional sanitario. La Fundación ha dado un salto cualitativo importante desde hace unos años. Ahora tiene mucha más visibilidad externa y eso es debido, en gran parte a la apuesta por mantener y mejorar sus actividades estrella: los premios profesor Barea, las jornadas y los debates. Las acciones de comunicación a través de las nuevas tecnologías ha dado paso a una Fundación 2.0


Fuente: Fundación Signo
Acceder a la noticia original

Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad