La solución es peliaguda: actuar a corto plazo impactando, para bien, en el largo


3/02/2012

 

La crisis cansa. Lleva mucho tiempo dañando la sanidad, por lo que algunos optan, con acierto, por mirar al futuro y no regodearse en lo mala que es. En la jornada Gestión hospitalaria en tiempo de crisis: Repensando el hospital y el sistema sanitario, celebrada en Madrid y organizada por la Antares Consulting, Esteban Carrillo, de la consultora, ha manifestado que "ya hemos tenido duelo suficiente".

 

Hay que actuar y saber que hemos de devaluarnos, en salario y en recursos". Palabras directas al estómago, que no han sido las únicas.

 

Patricia Flores, viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, ha centrado el debate en la dificultad de coordinar medidas cortoplacistas que afecten al largo plazo, pero para bien; ¿cómo salvar el sistema sin acabar con él?

 

Flores pide involucrar más al ciudadano, "que contribuye a pagar los fármacos en 2012 igual que lo hacía hace años, cuando su renta per capita era tres veces mayor". A su juicio, "quizá el paciente deba pagar un mínimo obligatorio al año y, cuando éste se supere, que sea el SNS el que siga pagando". Sin ambages, una solución sobre la mesa; otra cosa es que guste.

 

Ojo con las compras


La viceconsejera lamenta que muchas palabras lleven a pocos hechos: "Hablamos de crear un sistema enfocado a los crónicos, pero no hacemos nada para cambiar el actual". El corto plazo respira fuerte en la nuca de los gestores sanitarios y "más que empujarnos, nos derrumba".

 

Hay que comprar con eficiencia: "Es una tomadura de pelo que compremos lo mismo para 32 hospitales en Madrid a un precio distinto cada vez". La transparencia en el sistema de compras, que brilla por su ausencia, debe aparecer e impregnar un modelo basado en la reordenación de servicios hospitalarios: "No todos pueden hacer de todo siempre. Los hospitales han pasado años llevando a gala su estatus de compartimiento estanco, pero hoy día hay que tender al trabajo en red, con protagonismo de la gestión público-privada".

 

Josep María Padrós, director del Servicio Catalán de Salud, se ha mostrado igualmente directo: "La cruda realidad consiste en continuar con las difíciles medidas tomadas a corto plazo. Hemos respondido a la crisis, aunque a veces de forma incierta e improcedente". He ahí el problema: la realidad requiere actuar ya, pero es difícil no dar palos de ciego.

 

Avanzar de la mano


Padrós, de acuerdo con Flores en promocionar el trabajo en red, cree que "cada centro debe mirar hacia fuera; no ir sólo, sino juntos, y teniendo en cuenta que el hospital del futuro debe orientarse hacia la actividad quirúrgica". Una pregunta queda en el aire: "¿Seremos capaces de, en vez de basarnos en derivar de primaria al hospital, comprender que el hospital debe dar soporte al primer nivel?".

 

Por su parte, Luis Carretero, gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, teme que "hayamos sido demasiado buenos con las mejoras en retribuciones fijas en vez de trabajar con las variables". Antes de pedir más dinero al paciente, pide "arreglar nuestro patio" y romper con "decisiones equivocadas, como las peonadas, ciertas coberturas de guardias y la consolidación de eventuales".

 


Fuente: Diario Médico
Acceder a la noticia original

Gestión y mantenimiento del equipamiento electromédico

Guía de buenas prácticas para generar valor en el proceso asistencial

Publicación  24 de octubre de 2018
Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad