La farmacia onubense aboga por crear una cartera común de servicios para ofrecerlos al usuario


19/04/2012
 

El Colegio de Farmacéuticos de Huelva aboga por la creación de una cartera común de servicios profesionales que puedan ser ofrecidos por la mayoría de las oficinas de farmacia. Ésta ha sido una de las conclusiones de Farmaonuba 2012, una jornada profesional que ha reunido a farmacéuticos, miembros de la administración y laboratorios en torno a una pregunta clave: '¿Qué farmacia queremos?'

Durante este encuentro, los participantes han debatido sobre la implantación de servicios profesionales en la oficina de farmacia; se han analizado diferentes programas e iniciativas de servicios asistenciales puestos en marcha en diferentes puntos de España; y se ha ahondado en el papel fundamental que juega la oficina de farmacia como espacio de salud.

Entre estas iniciativas, se encuentra la inminente homogeneización de los criterios de prestación de la llamada Dispensación Personalizada de Medicamentos (SPD) en Andalucía, iniciativa en la que Huelva ha sido "pionera" en la comunidad autónoma y que supone un paso "importante" en la progresiva implantación de servicios profesionales en la oficina de farmacia. Se trata de un dispensador con las pastillas a tomar cada día y en las tomas correspondientes.

De este modo, 'Farmaonuba' es un encuentro que el Colegio de Farmacéuticos de Huelva organiza de forma bienal y que reúne a representantes del ámbito sanitario para debatir en torno a un tema de interés relacionado con el sector farmacéutico.

Con el título 'La necesidad del cambio: Trabajemos por la farmacia que queremos', se han congregado farmacéuticos, representantes de la Administración y laboratorios para debatir sobre el actual modelo de farmacia y establecer vías que permitan avanzar en el concepto de Atención Farmacéutica, un concepto que permita "una doble transformación --profesional y económica-- del rol que juega actualmente la oficina de farmacia en el panorama sanitario español".

Además, entre las grandes conclusiones del encuentro, que ha contado con la participación de otras corporaciones profesionales como el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos o el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, se ha señalado la necesidad de establecer una cartera común de servicios que puedan ser ofrecidos por la gran mayoría de las oficinas de farmacia y que permitan revalorizar profesional y económicamente la labor diaria del farmacéutico.

A este respecto se ha pronunciado Francisco Peinado, presidente del Colegio onubense, que considera que el farmacéutico es un profesional de la salud con una formación "muy amplia que lo capacita científicamente para adentrarse en territorios complementarios a la dispensación del medicamento", y, desde esa formación, "debemos ser capaces de poner en marcha una cartera de servicios vinculado no solamente al tratamiento médico de las enfermedades, sino también a su prevención y seguimiento", ha agregado.

Bajo este punto de vista, una iniciativa que, de forma inminente, se va a poner en marcha en Andalucía es la homogeneización de los criterios de prestación de la llamada Dispensación Personalizada de Medicamentos (SPD). Una iniciativa en la que Huelva ha sido pionera en la comunidad autónoma y que ya cuenta con 142 farmacéuticos y 102 oficinas de farmacia acreditadas para ofrecer este servicio en la provincia.

OTRAS VALORACIONES

Junto al programa SPD, presentado en la jornada por Eva Alonso, gerente del Colegio de Farmacéuticos de Huelva, los participantes en Farmaonuba 2012 han debatido sobre la implantación de servicios profesionales en la oficina de farmacia; han analizado diferentes programas e iniciativas de servicios asistenciales puestos en marcha en diferentes puntos de España; y han ahondado en el papel "fundamental" que juega la oficina de farmacia como espacio de salud, a la hora de prestar asesoramiento en materias tan diversas como la dermatología, la ortopedia, la dietética o el proceso de deshabituación tabáquica.

La conferencia inaugural ha corrido a cargo a Miguel Ángel Gastelurrutia, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de Guipúzcoa, que ha hecho un repaso por los nuevos retos de la farmacia asistencial.

Así, ha destacado la necesidad de reforzar el papel del farmacéutico comunitario como profesional de salud y, para ello, ha insistido en la urgencia de realizar los cambios necesarios en la práctica profesional del mismo, a través del establecimiento de servicios profesionales, para que pueda seguir dando respuesta a las necesidades de los pacientes en relación con el uso de los medicamentos.

DISTINTAS TIPOLOGÍAS

Durante la primera mesa redonda y para tratar de responder a la pregunta '¿Qué farmacia queremos?', Carlos Alonso Garre, farmacéutico comunitario de Alicante, ha destacado cuatro tipologías en la gestión de la oficina de farmacia: la farmacia clásica, centrada en el producto (medicamento); la farmacia de autoservicio, en la que el paciente empieza a tomar protagonismo, pero por sí mismo; la farmacia como solución de salud, en la que el cliente se convierte en paciente y la farmacia se configura como el eslabón sanitario más cercano a él; y, por último, la farmacia 2.0, con soluciones e ideas innovadoras, y que aprovecha al máximo el uso de las nuevas tecnologías.

Junto a él, esta primera mesa ha contado con la participación de Rafael Borrás, director del área de Bioindustria y Farmacia de Antares Consulting, que ha hablado de dos claves en la farmacia del futuro: la cartera de servicios (vertebrada en tres ejes: prevención, seguimiento de la efectividad de los tratamientos y servicios dirigidos a mejorar la calidad de vida) y la gestión del paciente crónico (en la que se tenga en cuenta el seguimiento, soporte, adherencia y conciliación de la medicación).

Por su parte, Ignacio Falcón, director general de GHC Group, ha centrado su intervención en la importancia de la diferenciación del farmacéutico frente a otros profesionales sanitarios.

Durante el transcurso de la segunda mesa redonda y junto al programa SPD del Colegio onubense, se han presentado otras iniciativas en materia de servicios asistenciales puestas en marcha en nuestro país. Así, Miguel Ángel Gastelurrutia ha desgranado las claves del Programa conSIGUE, dirigido a evaluar el impacto del seguimiento farmacoterapéutico en pacientes polimedicados y su posterior implantación en las farmacias comunitarias españolas. Junto a él, Pilar Gascón i Lecha, secretaria del Consell de Col-legis de Farmacèutics de Catalunya, ha hablado sobre los programas de cribado, una iniciativa pionera en España a través de la cual las farmacias pasan a cobrarle a la Generalitat de Cataluña por las pruebas de cribado que realizan para la detección precoz de VIH y cáncer de colon.

Por último, Manuel Ojeda, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla e impulsor de Receta XXI en Andalucía, ha cerrado la mesa hablando sobre el impacto de las nuevas tecnologías en los servicios de atención farmacéutica.

Con el nombre 'La farmacia como espacio de salud', la tercera y última mesa redonda de la jornada ha analizado el papel de la farmacia como educadora en la promoción de salud y el bienestar entre la población. En este sentido, los ponentes han destacado una meta clara: conseguir la implantación de un servicio de asesoramiento personalizado y protocolizado en diferentes áreas.

Junto a los ponentes, este encuentro ha contado con la participación de la delegada provincial de Salud en Huelva, María José Rico, así como otros representantes de la farmacia andaluza, como el recién estrenado presidente del Consejo Andaluz de Farmacéuticos, Antonio Mingorance.


Fuente: Andalucíainformación
Acceder a la noticia original

Evento  21 de junio de 2016
Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad