Asumir a dependientes le cuesta al SNS 1.500 millones

El SNS atiende a pacientes con pluripatología y dependencia que con un desarrollo eficaz de la Ley de Dependencia y un buen sistema de derivación podrían ser atendidos con recursos alternativos sociosanitarios, lo que supondría un ahorro de 1.500 millones para el sistema.


La inexistencia de una verdadera política sociosanitaria se traduce en la escasez de recursos adecuados para los pacientes mayores con múltiples patologías y dependencia que a su vez ocasiona un uso inadecuado de recursos sanitarios de elevado coste como son los hospitales de agudos.

 

Antares Consulting publicó ayer un nuevo informe que cuantifica en términos económicos lo que ya denunció en abril en el estudio Claves para la construcción del espacio sociosanitario en España, que revelaba que el Sistema Nacional de Salud (SNS) desaprovecha 5.281 camas que están ocupadas por dependientes que podrían beneficiarse de otro tipo de servicio (ver DM del 8-IV-2010).

 

El documento ¿Por qué el sistema de salud necesita la coordinación sociosanitaria? Impacto del uso inadecuado de los servicios hospitalarios de agudos y de los servicios de atención primaria en salud arroja nuevas cifras: "Se podrían evitar más de 1.638.000 estancias anuales en hospitales de agudos derivadas de la atención a pacientes crónicos con pluripatología y dependencia. Con un coste medio de la estancia en hospitales de agudos de 657 euros al día, el importe de los días de estancia asciende a más de mil millones de euros (1.076.459.340)".

 

A las estancias hospitalarias inadecuadas se suma además una hiperfrecuentación de las consultas de primaria, que supone "un gasto de 452.089.198, casi 500 millones que podrían evitarse si se atendiese a los pacientes crónicos con otro modelo que disminuyera las más de ocho visitas por paciente y año que realizan las personas mayores".

 

Dicho de otro modo: "Estamos dedicando a la sobrefrecuentación del sistema el equivalente a toda la actividad de 326 centros de salud; es decir, un volumen de actividad superior al de todos los centros de Madrid (297) y muy próximo al de todos los de Cataluña (395)". Según Esteban Carrillo, uno de los autores del estudio, "los datos muestran la importancia de desarrollar una red de recursos alternativos a la hospitalización de agudos (hospitales de media y larga estancia, centros sociosanitarios, hospitales de día, programas de hospitalización y de atención a domicilio...) que permitiría contenciones de gasto".

 

A su juicio, "el primer interesado en que haya una reorganización de los servicios es el sector sociosanitario, ya que podría obtener notables eficiencias internas que redundarían en una mejor adecuación del uso de los servicios sanitarios".En suma, "pretendemos cuantificar el impacto mínimo que tiene en el sistema de salud el hecho de no tener un espacio sociosanitario, porque hay una serie de recursos ocultos que dependen de otra organización".

 

En un contexto de crisis como el actual "se corre el riesgo de hacer recortes de forma indiscriminada, cuando si distribuimos los servicios de otra forma podríamos conseguir un importante ahorro", concluye Carrillo. Incluso, "la demanda de los famosos 10 minutos por consulta dejaría de tener sentido, pues ahorraríamos visitas y por tanto los médicos tendrían más tiempo por visita".


Fuente: Diario Médico

Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad