50/40/10 nueva fórmula para la botica

Tribuna de Rafael Borrás, director de la unidad de Bioindustrias y Farmacia de Antares Consulting.


09/07/2012

 

El RDL 16/2012 representa un giro importante para la oficina de farmacia. En él se alternan amenazas y oportunidades para el sector y se vislumbra un horizonte de incertidumbre y poca previsibilidad.

 

El aspecto más dañino se centra en el concepto de "precio más bajo". La posibilidad de que laboratorios con poca capacidad de suministro puedan marcar el precio de una determinada molécula es ciertamente preocupante y nos sitúa en un debate inquietante: ¿qué está dispuesta a pagar la Administración sanitaria por el medicamento? ¿Cuál es su verdadero valor? ¿Cuál es el límite de incidir constantemente en una partida que no supone más del 17,5 por ciento del gasto sanitario?

 

El farmacéutico, cuyo compromiso con la sostenibilidad del sistema está sobradamente probado, tendrá que gestionar un aspecto clave: los constantes cambios de medicamento ante el paciente. Un estudio reciente de Antares Consulting demuestra que ante la prescripción por principio activo, el 82 por ciento de los farmacéuticos mantienen el mismo medicamento en las sucesivas dispensaciones, evitando así confusiones y errores en los pacientes. Ante el nuevo escenario del "precio más bajo" será bastante difícil que esta actitud tenga continuidad.

 

Creo que ante los nuevos timmings de adaptación del sistema de precios de referencia (trimestral y el mismo mes en caso de nuevas agrupaciones) se planteaba un escenario de posible ahorro y veremos si necesitaba de la complementariedad del "precio más bajo", concepto que está tensionando mucho al sector y cuyo balance beneficio/riesgo es aún incierto.

 

En el capítulo de nuevo modelo de aportación del paciente nos situamos en un escenario más acorde con la realidad europea: pasamos del 5,8 por ciento al 10,6 (aún 6 puntos por debajo de la media en la UE). Estimamos que este aspecto provocará un efecto disuasorio del 2,5 por ciento de recetas (7-8 millones menos), pero, a la vez, encontraremos casos en que algunos pacientes preferirán pagar íntegramente el medicamento directamente en la farmacia en vez de ir al centro de salud en busca de la prescripción. Hemos de estar atentos a este fenómeno, pues se tendría que articular algún método que nos ayude a gestionar la "receta médica" en los casos que el paciente decida no ir al centro de salud.

 

En el caso de la desfinanciación de medicamentos, este capítulo ronda los 500-600 millones de euros. Aquí el farmacéutico tendrá un papel decisivo en la recomendación y el buen uso de estos medicamentos por parte del paciente.

 

Es importante insistir que, una vez desfinanciados, estos medicamentos "tendrían que seguir estando incluidos en los programas de prescripción" de los centros de salud. El paciente ha de entender que detrás del proceso de atención -gratuito para el ciudadano- puede haber una prescripción donde el paciente aporte el 100 por cien del medicamento. Es clave que medicamentos no financiados, sean publicitarios o no, estén a disposición de los prescriptores.

 

En definitiva, este RDL sigue una vez más la línea de incidir en el medicamento como vía de ahorro y no profundiza en aspectos clave que requieren una profunda transformación. Ejemplos de ello serían: reforzar la evaluación de las tecnologías sanitarias, desarrollar el espacio socio-sanitario alternativo a la hospitalización, desarrollar el modelo de atención a la cronicidad, generalizar los servicios compartidos entre proveedores, mejorar la seguridad del paciente y mejorar la productividad de recursos humanos.

 

La farmacia, por su parte, ha de seguir avanzando en su transformación y adecuación al nuevo escenario asistencial y económico con un objetivo complejo pero no imposible: pasar de la fórmula 80/20/0 (80 por ciento facturación para el sistema público, 20 de dispensación privada y 0 en servicios) a una 50/ 40/10 (50 por ciento público, 40 privado, 10 servicios). Sólo con una mayor diversificación podremos avanzar en un entorno complejo y cambiante.

 

Rafael Borrás


Fuente: Correo Farmacéutico
Acceder a la noticia original

Evento  21 de junio de 2016
Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad