Aeste reclama mirar a Europa para definir el futuro de los servicios residenciales

Un informe señala las diferencias que alejan al modelo español del de otros países del entorno


20/11/2014

 

La patronal del sector residencial de atención a la dependencia Aeste ha presentado este jueves un estudio en el que se analiza la situación del mercado residencial para personas mayores en España, pero también en comparación con otros países del entorno europeo como Francia, Alemania, Reino Unido y Suecia. Su objetivo, proponer soluciones efectivas tanto en el ámbito social como en el sanitario “para responder de forma adecuada al desafío demográfico” que supone el progresivo envejecimiento de la población.


Así, el informe, elaborado en colaboración con Antares Consulting, destaca que el modelo español es menos eficiente en la planificación de los servicios residenciales que en otros países europeos, donde este proceso se basa en sistemas de acreditación y control de calidad y con modelos de tarifas diferenciadas sanitarias y sociales. En opinión de la patronal, las deficiencias del modelo español “ponen en jaque el Estado del Bienestar ante el envejecimiento de la población que afronta nuestra sociedad”.

 

El informe, que hace una radiografía de los modelos de los citados países desde distintas perspectivas (normativa, acreditación de servicios, implicación del sistema de salud y de los servicios sociales, financiación de los cuidados de larga duración, financiación pública, copagos, fiscalidad…), resalta que España “puede aprender muchas cosas” del resto de Europa.

 

Así, destaca aspectos como la diferenciación de la contribución sanitaria, social y del usuario que se aplica en Francia; la obligatoriedad del seguro de dependencia de Alemania, que “podría ser una solución altamente aconsejable para España para la provisión de cuidados si se le dieran las ventajas fiscales adecuadas”; los mecanismos de control y acreditación de la calidad que se aplican en el Reino Unido; o la exención del IVA de los centros residenciales, como ocurre en Suevia, Alemania y Reino Unido, algo que en España es bien distinto, ya que el IVA varía en función del tipo de empresa que presta el servicio, con los centros públicos y de naturaleza benéfica exentos, y de si el residente se financia pública (4 por ciento) o privadamente (10 por ciento).

 

Mecanismos de financiación


Uno de los aspectos en los que incide especialmente el informe es en el modelo de financiación de los servicios residenciales. Según ha explicado Aeste en un comunicado, el estudio “pone en evidencia que en otros países cuentan con tarifas sanitarias y sociales diferenciadas en función del tipo de atención que requiere cada residente y que se sufragan con la participación de las distintas administraciones y del propio usuario”, mientras que en España la parte social “no cubre los costes reales de los servicios que se prestan y está alejada de las cantidades que aportan otros países” y la parte sanitaria “no participa en la financiación y el usuario copaga de manera desigual e insuficiente para cubrir los gastos de alojamiento y manutención, que en otros países sufraga íntegramente”.

 

Además, el estudio recuerda el proceso de envejecimiento que atraviesa Europa, lo que supone un incremento “notable” de los recursos que se destinan a la atención sanitaria de los mayores, en especial de aquellos que padecen algún tipo de dolencia crónica y que consumen el 70 por ciento del gasto sanitario. En este contexto, Aeste denuncia que “el gasto público en España destinado a cuidados de larga duración está muy por debajo del promedio de gasto de otros países de la OCDE”.


Fuente: Redacción Médica
Acceder a la noticia original

Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad