Orange venderá móviles para mayores en farmacias

Rafael Borrás, Director de Bioindustrias y Farmacia en Antares Consulting, expone su opinión acerca del tema de referencia


La operadora busca canales para romper "la brecha digital".

 

Orange, la filial de telefonía móvil de France Telecom, lanzó ayer un teléfono móvil para personas mayores que, por primera vez en España, se venderá en las farmacias. La experiencia es también pionera para la propia operadora, que en ningún país distribuye sus móviles en farmacias, aunque ya había probado canales alternativos con su Bic Phone, que se vendía en estancos, supermercados y papelerías.

 

Orange pretende así romper la “brecha digital”: los mayores se alejan de las nuevas tecnologías porque a menudo no perciben su utilidad, o se sienten inseguros en su manejo. “La farmacia, además, es una red comercial de una capilaridad formidable –20.000 puntos de venta en toda España–, y a la que los mayores acuden regularmente, mientras que seguramente no van a tiendas de telecomunicaciones”.

 

La multinacional francesa ha firmado un acuerdo de distribución con Livendia (filial de Logista) y Markefarm (del grupo Alliance Boots), que le dará acceso a unas 6.000 farmacias. Las dos son empresas multinacionales, mientras que la distribución farmacéutica en España está en un 80% en manos de cooperativas de las propias farmacias, como Cofares o Federación Farmacéutica. “Si el resto del sector considera interesante nuestro producto podremos entrar en el conjunto de la red”, señalan los portavoces de Orange.

 

Rafael Borrás, socio de la consultora farmacéutica Antares Consulting, recordó que la farmacia se ha consolidado en los últimos años como un canal importante de distribución para productos del llamado mercado compartido (que tienen un componente de salud o prevención, y otro de gran consumo, como parafarmacia o dermocosmética). “Las personas mayores, polimedicadas, acuden con mucha frecuencia y están acostumbradas a pedir el consejo y asesoramiento del farmacéutico y consultarle sus dudas y ese seguimiento da un plus de uso a esos productos, que no tienen los que se venden en otros canales”.

 

Sin embargo, recordó, la farmacia española ha buscado un modelo diferente al de otros países “centrado en el cuidado y promoción de la salud y alejado del tipo drugstore en el que se puede comprar de todo que hay en otros países”. A su juicio, elementos tecnológicos como el teléfono móvil, pueden ligarse con la atención domiciliaria, especialmente en personas mayores que viven solas, lo hacen adecuado a este ámbito. “El farmacéutico puede detectar a estos mayores y, como conoce su problemática, aconsejarles”.

 

En este sentido, el dispositivo de Orange incluye un botón de emergencia que, al pulsarse, envía avisos a los familiares o servicios asistenciales que se configuren y que, en origen, avisa al 112. El teléfono, como otros para mayores comercializados por otras compañías, está diseñado para facilitar su uso a personas con dificultades de visión, oído o memoria: números y pantalla grandes, volumen regulable y teclas de llamadas programadas. En España hay ya 7,6 millones de personas mayores de 65 años (el 16% de la población) y este porcentaje aumentará en los próximos años.

 


Fuente: La Vanguardia
Acceder a la noticia original

Evento  21 de junio de 2016
Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad