El dilema de Boi Ruiz: eficiencia o recorte de prestaciones sanitarias


El gran reto del Govern es repensar el modelo sanitario público sin alterar sustancialmente la calidad. Los 9.883,1 millones de euros previstos en 2010 supusieron el 26,8% de presupuesto consolidado de la Generalitat. Es la principal partida y también la más difícil de controlar. El año 2010 se cerró con 800 millones en facturas no previstas que dispararon el gasto del Departament de Salut.

 

El conseller de Salut, Boi Ruiz, tendrá que decidir si recorta en médicos, proveedores, fármacos o prestaciones enlaelaboracióndelospresupuestos para 2011, un 10% inferiores a los de 2010. La crisis no oculta el debate de fondo: ¿el sistema es eficiente?, ¿hay que aumentar más el gasto por cápita?, ¿el modelo de financiación es ambiguo? Lo cierto es que los expertos coinciden en que hay que abordar una reforma del sistema pero existen pocas opciones para reducir el déficit a corto plazo si no se vuelven a rebajar salarios, precios de fármacos o se dejan de cubrir algunas prestaciones.

 

Partidas presupuestarias


El 48,5% del presupuesto de la conselleria se destina a salarios, mientras que la compra de medicamentos representa el 24,5% del gasto y los serviciosauxiliares,comolimpieza y restauración, el 15,4%. La exconsellera Marina Geli reconoce a EXPANSIÓN que en la última legislatura se tomaron "decisiones muy coyunturales, como la bajada de sueldos y de precios de medicamentos", en vez de plantear reformas estructurales.

 

El descenso de hasta el 7% en los salarios de los trabajadores de hospitales y ambulatorios, así como el impacto en Catalunya de la rebaja de precios de referencia aprobada por Sanidad en 2010 aportarán a la conselleria de Boi Ruiz ahorros adicionales de 350 millones en 2011. "Se trata de ahorros que no pudimos contabilizar en 2010 por retrasos en la entrada en vigor de las medidas y que han provocado que afloren los gastos adicionales de 800 millones", justifica Geli.

 

Josep Maria Piqué, subdirector del Hospital Clínic de Barcelona, argumenta que los salarios de los profesionales "son ajustados" y asegura que "una nueva rebaja en 2011 no sería justificable". Fuentes del sector advierten que, en los últimos meses se ha reducido un millar de puestos de trabajo en los centros adscritos al Institut Català de la Salut.

 

Una manera de contener la demanda y conseguir algún ingreso más en el sistema público sería la introducción del copago, que ya existe cuando un jubilado no paga por los medicamentos y una persona activa abona un 40%, con independencia de lo que cobren ambos. Expertos y políticos descartan esta fórmula porque los perjudicados serían los usuarios más habituales, que son los jubilados con pensiones bajas. Con todo, no se descartan medidas como pagar por algunos servicios como la comida en el hospital.

 

Si no se quiere seguir rebajando precios, y las inversiones en nuevas infraestructuras ya se han congelado,el Govern deberá recurrir a la cartera de servicios para tratar de reestructurar su balance. En 2010, el gasto por cápita de Catalunya fue de 1.355,22 euros. El objetivo del tripartito era llegar a 1.600 euros per cápita en 2011, el gasto actual de Extremadura. El incremento de la población catalana en un millón de personas y el descenso de los ingresos de la Administración Pública implican que el gasto actual en Catalunya ascienda únicamente 1.355 euros, superior al de Madrid o Valencia, pero considerablemente inferior al de comunidades autónomas con el País Vasco o Navarra. "El sistema está infrafinanciado; el gasto no es excesivo", explica Geli. En estas partidas no se incluyen las primas que un 25% de catalanes pagan a las mutuas, cuya importancia para mantener el sistema público reconoce el conseller Ruiz.

 

En tela de juicio


La cartera de prestaciones que cubre la sanidad pública se amplió en la última legislatura (2006-2010): vacuna contra el papiloma humano, podólogo u odontólogo. Tambiénseacordólaintroducción de medicamentos más avanzados, con un coste elevado.

 

La investigadora de la Agència d'Informació, Avaluació i Qualitat en Salut, Anna Garcia Altés, cita hasta seis políticas cuestionables en este ámbito. La vacuna contra el virus del papiloma es un ejemplo: "No está probada la efectividad para reducir la mortalidad por cáncer de cuello de útero y cuesta diez millones anuales", indica. Otro caso es el programa de salud bucodental infantil con "bajísima efectividad y un alto coste". Añade que se realizan un exceso de chequeos a personas sanas con "pruebas periódicas innecesarias" y apuesta por que el Ministerio de Sanidad sea más estricto a la hora de aprobar la financiación pública de nuevos medicamentos que no demuestran mejorar de forma sustancial las prestaciones de otros que ya se han introducido en el sistema. Para algunos expertos es cuestionable que inyectar más dinero en la sanidad pública aumente la salud en sociedades desarrolladas como la española.

 

Reducir las pérdidas recurrentes que generan algunos grandes hospitales catalanes, como el de Bellvitge o el de Vall d'Hebron depende, en la mayor parte de los casos, de una mejor gestión de los recursoshumanos."Alfrentede los grandes hospitales se echan de menos gestores profesionales, en vez de cargos políticos", señala Piqué. El subdirector del Clínic apuesta por incluir un nuevo sistema de gestión de los recursos humanos que dé más responsabilidad a los mandos intermedios para que se impliquen en la gestión del presupuesto.

 

Antares Consulting ha elaborado un informe en el que recomienda que los hospitales y centros de atención primaria den mayor protagonismo a las compras agregadas y los servicios compartidos entre proveedores. Estas medidas introducirían ahorros de hasta 1.700 millones en el sistema sanitario español.

 


Fuente: Expansión
Acceder a la noticia original

Gestión y mantenimiento del equipamiento electromédico

Guía de buenas prácticas para generar valor en el proceso asistencial

Publicación  24 de octubre de 2018
Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad