Cambios estructurales para la sostenibilidad del sistema sanitario


El secretario autonómico de la Conselleria de Sanitat, Luis Rosado, ha apuntado que “las organizaciones sanitarias deben estar preparadas a corto plazo para establecer cambios estructurales que permitan asegurar la sostenibilidad del sistema. Para ello, antes de llevar a cabo dichos cambios hay que cumplir una serie de requisitos que garanticen el éxito que consisten en gestionar previamente de forma adecuada los recursos existentes”.



Rosado se ha expresado en estos términos en la jornada “Gestión Sanitaria en la Crisis Económica: 20 años después del Informe Abril”, integrada en el programa de actos del 20 Aniversario del Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant.



Para el secretario autonómico, la sociedad y los profesionales “deben de ser partícipes y promotores de los cambios, de la mano de la administración, y la visión de estos cambios debe ser a largo plazo, dentro de una estrategia del sistema, no simples cambios circunstanciales”. Asimismo, ha añadido que la mentalidad de productividad y competencia empresarial “ha de ser introducida en el modelo público en todos los niveles, profesionales y gestores”.



En la jornada, que se ha celebrado en el Colegio Oficial de Médicos de Alicante, también han intervenido el director general de Ribera Salud, Alberto de Rosa, quien se ha mostrado igualmente “a favor de reformar y repensar la gestión del actual modelo sanitario, para lo cual tenemos la obligación de aportar ideas macro y micro”. Algunas de las medidas que ha expuesto De Rosa son la búsqueda de la flexibilidad en los modelos organizativos, que pasaría por la simplificación de la gestión administrativa no asistencial; la generalización de modelos de servicios sanitarios compartidos y nuevos modelos de integración asistencial y de financiación. También ha destacado que se ha de responder a los retos sanitarios del siglo XXI con herramientas propias de este siglo, como son los sistemas de información y la creación de estrategias sobre cronicidad. Por último, ha destacado la necesaria movilización de todos los recursos y la colaboración de los sistemas público y privado.


Por su parte, el jefe del Departamento de Planificación y Economía de la Salud de la Escuela Nacional de Sanidad/Instituto Carlos III, Alberto Repullo, ha señalado algunas medidas como el aumento de la productividad de los centros, servicios y profesionales; la redistribución de cargas y ajuste de los recursos, apostando por la integración asistencial; la priorización de aquellos elementos que añaden más valor, concentrando los esfuerzos en lo más efectivo, lo más grave y lo más práctico. En último lugar, ha destacado la importancia de fomentar las motivaciones intrínsecas de los profesionales.



El presidente de Antares Consulting, Eduard Portella, ha destacado que la contención indiscriminada del gasto y los recortes drásticos “no aportan soluciones, por lo que se necesita adoptar medidas estructurales”. Así, ha focalizado su discurso en tres medidas principales: la utilización de servicios compartidos (estructuras clínicas y directivas); repensar el profesionalismo, apostando por favorecer la efectividad global e institucional y no la individual. “Nos sobra participación, pero lo que necesitamos es compromiso”, ha subrayado. Como última medida, Portella ha indicado la adopción de un nuevo modelo asistencial, que sea eficiente con la gestión de los pacientes crónicos y el área sociosanitaria, “dado que ambos consumen muchos recursos y suponen la mayor carga asistencial para los sistemas de salud”.


Fuente: GN - Grupo Noticias
Acceder a la noticia original

Gestión y mantenimiento del equipamiento electromédico

Guía de buenas prácticas para generar valor en el proceso asistencial

Publicación  24 de octubre de 2018
Copyright © 2010 Antares Consulting S.A. Todos los derechos reservados   |   Aviso Legal   |   Política De Privacidad